Cuál es el sentido de la resurrección de Jesús?

¿Que nos enseña la resurrección de Lázaro?

De esta manera, se nos enseña que Jesús es solidario con nuestro dolor, porque Él es el Dios que llora con los que llora, el Dios que sufre con los que sufren, es el Dios solidario con los hombres. No creamos que este momento de dolor para todos nosotros, el Señor nos ha abandonado y es indiferente a lo que pasa.

¿Que nos enseña la vida de Jesús?

Jesús también enseñó: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas” (Juan 8:12). Además declaró: “Yo soy el camino, y la verdad y la vida” (Juan 14:6). Él es el camino y Él es la luz porque Sus enseñanzas iluminan nuestro camino en la vida mortal y nos muestran el camino de regreso a nuestro Padre.

¿Cuántas resurrecciones se mencionan en la Biblia?

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. La resurrección es la restauración de la vida, después de la muerte, junto con la plenitud de su ser y su personalidad.

¿Que leer en la Biblia cuando alguien muere?

(1 Corintios 15:26)Y el último enemigo, la muerte, será destruido. (Isaías 25:8) Él eliminará la muerte para siempre, y el Señor Soberano Jehová secará las lágrimas de todos los rostros. Quitará de toda la tierra la deshonra de su pueblo, porque Jehová mismo lo ha dicho.

ES INTERESANTE:  La mejor respuesta: Cuántas veces se menciona el águila en la Biblia?

¿Qué significa la frase Yo soy la resurrección y la vida?

Poco a poco, el creyente va descubriendo que esas palabras de Jesús “Yo soy la resurrección y la vida” no son sólo una promesa que abre nuestra existencia a una esperanza de vida eterna; al mismo tiempo va comprobando que, ya desde ahora, Jesucristo es alguien que resucita lo que en nosotros estaba muerto, y nos …

¿Cómo demuestra Jesús que ha resucitado?

Después de la resurrección, Jesús les salió al encuentro. Después de que él las saludó, «Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán» (Mateo 28:9-10).

Sínodo