Cómo orar para que Dios me haga justicia?

Porque el Señor ama la justicia y no abandona a quienes le son fieles. El Señor los protegerá para siempre, pero acabara con la descendencia de los malvados. El Señor ama la justicia y el derecho; llena esta la tierra de su amor. Padre nuestro, tu eres Dios de amor y Dios de justicia.

¿Cómo orar para pedir ayuda a Dios?

Ayúdame a irradiar la luz que proviene de tu santo espíritu, aléjame de la corrupción, de la envidia, de la rivalidad, del rencor y de la ira. Escucha mi oración, oh Señor Jesús, porque en mis fuerzas no está poder resolver mis conflictos, en cambio cuando eres tú el que actúa en mi vida, todo sale mucho mejor.

¿Cómo invocar a la justicia divina?

Uno puede decir: “Amada Presencia de Dios te invoco para que hagas cumplir, la Justicia Divina de forma irrevocable, perfecta, armoniosa y de manera perfecta, en armonía para todo el mundo. Gracias Padre que ya la Justicia se cumplió en esta situación”.

¿Cuál es el salmo de la maldicion?

Salmo 109. David habla de las maldiciones que el malvado y el engañador merecen — Suplica en oración que sus adversarios sean confundidos. … 6 Pon a un malvado sobre él,y aSatanás esté a su diestra. 7 Cuando fuere ajuzgado, salga culpable,y su oración sea para pecado.

INTERESANTE:  Qué incidencia tuvo el cristianismo en la caída del Imperio Romano?

¿Cómo orar para pedir sabiduria?

A través de tu sabiduría, enséñame Padre a escoger el camino correcto, a tomar las decisiones sabias de manera que tu nombre sea glorificado a través de mi vida. Gracias Padre Santo, por contestar mis oraciones. En el poderoso nombre de Jesús. Amén.

¿Cuál es el santo de la justicia divina?

Arcángel san Miguel, Príncipe de misericordia tú que fuiste elegido por Dios para llevar a cabo la defensa de su Ley, y para establecer y proteger la justicia del hombre tú que portas en tus manos la balanza de la eterna justicia divina, escucha mi voz, atiende mis suplicas.

¿Cómo es la justicia divina?

La justicia divina es aquella que es aplicada por Dios, en función del cumplimiento de ciertas normas o doctrinas. … Por su parte, en el Hinduismo la justicia divina está asociada al concepto del karma, una ley que es ejecutada en cada ser humano según sus acciones.

¿Cuál es el nombre del ángel de la justicia?

Raguel se refiere como el arcángel “encargado de la justicia, de la imparcialidad y de la armonía”.

¿Cuál es el mejor salmo de proteccion?

1 Líbrame de mis enemigos, oh Dios mío;ponme a salvo de los que contra mí se levantan. 2 aLíbrame de los que hacen iniquidad,y sálvame de hombres sanguinarios. 3 Porque, he aquí, han puesto acechanza contra mi vida;se han juntado contra mí poderosos,no por transgresión mía ni por pecado mío, oh Jehová.

¿Qué dice el Salmo 70?

1 Oh Dios, acude á librarme; Apresúrate, oh Dios, á socorrerme. 2 Sean avergonzados y confusos Los que buscan mi vida; Sean vueltos atrás y avergonzados Los que mi mal desean. … 5 Yo estoy afligido y menesteroso; Apresúrate á mí, oh Dios: Ayuda mía y mi libertador eres tú; Oh Jehová, no te detengas.

INTERESANTE:  Qué dice la Biblia sobre el desamor?

¿Cómo orar en contra del enemigo?

Señor a ti clamo, creo en ti, en tu poder y en tu gloria,creo en tu palabra, que es la única que puede alumbrarme; pido perdón por todos mis pecados y faltas, y en el nombre de Jesús y por el poder de su Sangre, te ruego seas magnánimo conmigo, te pido disipes todo lo que me atormenta y lastima, aleja de mi vida y …

¿Cuál es el salmo de la sabiduría?

Salmos 111:10

El principio de la sabiduría es el temor al Señor. Quienes practican esto adquieren entendimiento y alaban al Señor toda su vida (Sal 111:10).

¿Que Dios te conceda sabiduría?

“Que Dios nos conceda sabiduría para distinguir lo justo, voluntad para elegirlo y fuerza para hacerlo cumplir.

¿Cómo obtener la sabiduría de Dios?

La Sabiduría de Dios no es algo que se obtiene por leer 200 libros o resolver la ecuación más complicada. Esta sabiduría es la revelación de Dios por medio del Espíritu Santo (2 Sa 23:2) y solo se obtiene por una búsqueda reverente de Dios (Pr 2:3-6) y la lectura de su Palabra (Pr 2:1-6).