Oh Señor que llamaste a tus siervos Eugenio y Marina Francisca a formar un matrimonio unido en la fe y en el amor y cimentado en tu Palabra y en la Eucaristía, haz que las familias cristianas, animadas con su testimonio, realicen tu designio de amor y manifiesten con su vida la santidad de tu Iglesia.

 El vivir es un arte, bajo la perspectiva de encontrar la belleza en todo lo que se hace, se siente y se experimenta. La vida está constituida por un sinfín de eventos que son interpretados por quien los vive, es responsabilidad de cada individuo dar significado a lo que su vida le presenta.

Nosotros como músicos somos el Ejército de Cristo. No nos debemos de confundir, nuestra principal arma no es la música sino el amor. Si nos presentamos a la guerra tan solo con la espada de la música no llegaremos muy lejos. En cambio, cuando vamos utilizando como principal arma el amor, a la primera nota el enemigo será derrotado. Solo cuando el amor es nuestra guía y nuestro camino, nuestros instrumentos y nuestras voces tendrán la fuerza para derrotar al enemigo

Autor: Guido Rojas.

Licenciado en Ciencias Religiosas.

Página 3 de 3