El pasado jueves Santo en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. Se llevó a cabo como cada jueves Santo la Misa Crismal.  Una celebración de vital importancia Para la Iglesia Católica ya que  en ella se renuevan los Votos Sacerdotales. Y la Consagración  del Santo Crisma. Y la bendición de los oleos, utilizados durante el año Litúrgico para las distintas Celebraciones y Sacramentos (Bautizos, Confirmaciones, y la Unción de Enfermos). Este 13 de Abril del Año 2017. Reunidos todos los Sacerdotes pertenecientes a La Diócesis de Coatzacoalcos. Llevaron a cabo la renovación de votos Sacerdotales.  Presididos  Por Monseñor José Rutilo Muñoz Zamora obispo de esta Diócesis. Quien expresara su solidaridad a todos sus hermanos Sacerdotes.  Que reunidos  dijo” Queremos hacer Visible nuestra unidad Presbiteral  ante Dios, ante  nosotros mismos  y ante el pueblo de Dios.  Dijo también  “en esta renovación de votos,  los invito a renovar sus compromisos sacerdotales de Obediencia, Pobreza y celibato. Y la renovación de las Promesas en que volveremos  a proclamar que queremos unirnos  más fuertemente a Cristo y confirmarnos con  El, renunciando a nosotros Mismos ya que este es el compromiso más importante del que dependen los demás. Ya que toda Nuestra  vida de Sacerdote está basada en el convencimiento de ser y actuar en Nombre de Jesucristo” concluyó. Luego  Remembro al Papa Francisco. Debemos ser una iglesia en salida una iglesia Evangelizadora, Misionera, que cada Cristiano, cada comunidad. Decidirá cuál es el camino que Dios le pide pero todos estamos invitados al mismo llamado, salir de la Propia comodidad, y atreverse a llegar a todas las Periferias que necesitan la luz del Evangelio.  Y a ejemplo de Jesús. Salir a compartir el legado más Grande que él nos ha dejado “La buena Nueva de Jesús” que nos ama tanto que se ha entregado a la muerte por nuestros Pecados  y ha Resucitado para nuestra Justificación. Y citando nuevamente Al Papa Francisco comento.  “Vivir la Semana Santa  siguiendo a Jesús quiere decir  aprender a salir de nosotros mismos  ir al encuentro de los otros y a las periferias ser los primeros en movernos hacia nuestros hermanos sobre todo hacia los que están más lejos  están olvidados aquellos que necesitan comprensión ,consuelo y ayuda. Salid de la Propia Comodidad.

Sobre la bendición de los santos oleos comento haciendo nuevamente referencia a los comentarios del Papa Francisco. Que dijo ”el óleo precioso que unge la cabeza de Aarón no se queda perfumando su persona si no que se derrama y alcanza las periferias. Es pues la unción para los pobres, para los enfermos, los cautivos, para los que están Tristes y solos. La unción es para compartirla. No para guardarla para nosotros mismos ni para guardarla  en un frasco, donde se pone rancio se amarga. Por eso debemos queridos hermanos sacerdotes debamos llevar a Todos  nuestros hermanos el buen olor de Cristo siendo para ellos ejemplo en el  ser en el sentir y sobre todo en el actuar.                                                                                                                                    Finalmente invito a ponerse de pie a todos los Sacerdotes para la Renovación de Sus Votos.  Preguntando: Quieren Ustedes renovar las Promesas que hicieron el día de su ordenación ante su Obispo y su pueblo santo , respondieron todos  con Firmeza “Si Quiero”                                                                                                                                                      Quieren unirse más íntimamente a  nuestro Señor Jesucristo modelo de nuestro Sacerdocio, renunciando a sí mismos y reafirmando nuestro compromiso sagrados e impulsados por el  amor  a Cristo y para el servicio de  la  Iglesia hicieron ustedes  con alegría el día de su Ordenación sacerdotal ¿  “Si Quiero”     quieren  ser fieles dispensadores  de los misterios de Dios por medio de la sagrada Eucaristía.  Y de las demás accione Litúrgicas y cumplir fielmente con el sagrado oficio de enseñar  a ejemplo de Cristo Cabeza y Pastor, No movidos por el deseo de  los bienes terrenos  si no impulsados solamente  impulsados por el bien de nuestros hermanos. “Si Quiero”.  Continuando con  la bendición de los Santos oleos. Envía Señor desde el cielo tu Santo Espíritu Consolador sobre este Aceite fecundo que hiciste que un árbol vigoroso  ofreciera  para alivio de nuestro cuerpo de manera que por tu santa bendición se convierta para todo el que sea ungido por el en protección del cuerpo alma y espíritu para quitar todo dolor, toda debilidad y toda enfermedad.

Y con la bendición para todo el pueblo de Dios concluyo esta Sata Eucaristía...

Por los 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal, el Papa Francisco ha decidido conceder la indulgencia plenaria durante todo el Año Jubilar que comenzó el 27 de noviembre y terminará  el 26 de noviembre de 2017.

El Santuario de Fátima indicó que para obtener las indulgencias plenarias los fieles deben  cumplir primero con condiciones habituales: confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Santo Padre.

En declaraciones a ACI Prensa, el secretario de la rectoría del Santuario de Fátima en Portugal, André Pereira, explicó que las indulgencias plenarias podrán obtenerse durante todo el Año Jubilar y para ello existen tres maneras, detalladas en un comunicado publicado en el sitio web del santuario.

1.- Peregrinaciones

La primera forma es que “los fieles vengan en peregrinación al Santuario de Fátima en Portugal y que allí participen en una celebración u oración dedicada a la Virgen”.

Además de ello los fieles deben rezar el Padrenuestro, recitar el Credo e invocar a la Madre de Dios.

2.- Ante cualquier imagen de la Virgen de Fátima en todo el mundo

La segunda forma se aplica para “los fieles piadosos que visitan con devoción una imagen de Nuestra Señora de Fátima expuesta solemnemente a la veneración pública en cualquier templo, oratorio o local adecuado en los días de los aniversarios de las apariciones, el 13 de cada mes desde mayo hasta octubre (de 2017), y participen allí devotamente en alguna celebración u oración en honor de la Virgen María”.

Al respecto de la segunda forma, el secretario de la rectoría del Santuario de Fátima indicó a ACI Prensa que la visita a la imagen la Virgen “no tiene que ser necesariamente solo en Fátima o exclusivamente en Portugal” sino que puede ser en cualquier parte del mundo.

También se debe rezar un Padrenuestro, el Credo e invocar a la Virgen de Fátima.

3.- Ancianos y enfermos

La tercera forma de obtener una indulgencia se aplica a las personas que por la edad, enfermedad u otra causa grave estén impedidos de movilizarse.

Pueden rezar ante una imagen de la Virgen de Fátima y deben unirse espiritualmente en las celebraciones jubilares en los días de las apariciones, los días 13 de cada mes, entre mayo y octubre de 2017.

Además tienen que “ofrecer con confianza a Dios misericordioso, a través de María, sus oraciones y dolores o los sacrificios de su propia vida”.

MISIÓN

 Brindar servicios sociales con calidad profesional e identidad eclesial, a personas excluidas y vulnerables de la Diocesis de Coatzacoalcos ; y fomentar procesos que desencadenen su participación e inclusión social.

Fomentamos al mismo tiempo en la sociedad una amplia cultura solidaria en la justicia y la fraternidad.

 VISIÓN

Cáritas por su identidad y mandato institucional desea:

  • Ser vista como espacio fraterno que propicia el encuentro plural y el diálogo abierto y respetuoso entre quienes trabajan por la justicia y la fraternidad;
  • Ser considerada como una Institución cercana a los pobres y excluidos y dispuesta al servicio incondicional y desinteresado, en favor de ellos;

                        Ser una organización creíble y generadora de propuestas innovadoras basadas en el Evangelio y con alto nivel de eficacia y calidad.

Oficinas de Caritas.  Aldama No. 502  Col Centro  C.P. 96400

Coatzacoalcos, Ver.

Pbro. Benjamin C. Alvarez Santiago.

Asistente: Paulina Garcia Cervantes.

Tel. 921-21 2 73 23.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Nace en Acayucan, Ver, el 9 de marzo de 1909. Hija de D.

Rafael Bernardo Cinta y Marina Sarrelangue; es la tercera de doce

hermanos. Después de sus primeros estudios, pasa como interna

al Colegio San Antonio de las Madres Guadalupanas, de Tacuba, D.

F (1921-1924). Ya en Acayucan con sus padres, da clases de corte

y hace apostolado como catequista.

Se traslada a Coatzacoalcos donde colabora como maestra en

una escuela y trabaja como empleada en la agencia Singer. Ahí

conoce a Eugenio Balmori, empleado en una compañía petrolera,

con quien colabora como catequista cuando los cultos están

suspendidos, y contrae matrimonio con él en Acayucan el 11 de

noviembre de 1937.

 Al perder él el trabajo se trasladan a la ciudad de México

(Tacubaya, Mixcoac), donde nacen tres de sus hijos. Regresan a

Coatzacoalcos en 1942 y Eugenio empieza las obras del templo de

San José por encargo del párroco, P. Francisco Gutiérrez.

 El 14 de mayo de 1946 muere su esposo Eugenio a

consecuencia de un accidente en carretera. Queda con cinco

niños, pero, confiando plenamente en Dios, se traslada a México y

comienza a trabajar en las tiendas Ceimsa, para sostener a su

familia. Se establece en Mixcoac, y frecuenta la iglesia de San

Juan, de los Padres Josefinos.

 Mujer de trabajo y de oración, su piedad profunda le hace

estar siempre unida con Dios y comunicar a los demás la paz y la

serenidad. Procura la educación humana y cristiana de sus hijos, y

la unidad de toda la familia. La vida de la gracia es su mayor

anhelo, y la Eucaristía el principal sostén de su fe. Consagra a Dios

su viudez. Ora sin cesar por su familia, por la Iglesia, por los

sacerdotes, por la conversión de los pecadores, por la paz del

mundo. Lee y medita la Palabra de Dios, y en ella se inspira para

dar un consuelo a lo demás, y aun en su ancianidad, la comparte

con personas de su edad. Su entrega amorosa a Dios y a los demás

está expresada en sus poesías, más de un centenar, de profundo

contenido espiritual.

 Muere santamente en la ciudad de México el 29 de

septiembre de 1988.

San Benito de Nursia (Nursia, 480-Montecasino, 21 de marzo de 547) fue un presbítero y religioso cristiano, considerado el iniciador de la vida monástica en Occidente. Fundó la orden de los benedictinos cuyo fin era establecer monasterios basados en la autarquía, es decir, autosuficientes; comúnmente estaban organizados en torno a la iglesia de planta basilical y el claustro. Es considerado patrón de Europa y patriarca del monacato occidental. Benito escribió una regla para sus monjes, conocida luego como la «Santa Regla», que fue inspiración para muchas de las otras comunidades religiosas.

Página 2 de 3