San Benito de Nursia (Nursia, 480-Montecasino, 21 de marzo de 547) fue un presbítero y religioso cristiano, considerado el iniciador de la vida monástica en Occidente. Fundó la orden de los benedictinos cuyo fin era establecer monasterios basados en la autarquía, es decir, autosuficientes; comúnmente estaban organizados en torno a la iglesia de planta basilical y el claustro. Es considerado patrón de Europa y patriarca del monacato occidental. Benito escribió una regla para sus monjes, conocida luego como la «Santa Regla», que fue inspiración para muchas de las otras comunidades religiosas.
Oh Señor que llamaste a tus siervos Eugenio y Marina Francisca a formar un matrimonio unido en la fe y en el amor y cimentado en tu Palabra y en la Eucaristía, haz que las familias cristianas, animadas con su testimonio, realicen tu designio de amor y manifiesten con su vida la santidad de tu Iglesia.