Diócesis de Coatzacoalcos

La Diócesis es una porción del Pueblo de Dios, en determinado limite territorial, cuyo cuidado pastoral se  encomienda al Obispo con la cooperación del presbiterio, de manera que, unida a su pastor y congregada  por él en el Espíritu Santo mediante el Evangelio y la Eucaristía, constituya una Iglesia particular, en la cual verdaderamente está presente y actúa la Iglesia de Cristo que es Una, Santa, Católica y Apostólica.

  • DECRETO DE ERECCIÓN DE LA DIÓCESIS DE COATZACOALCOS.

    Con la Bula “Plane Conscii” del 14 de marzo de 1984, se desmembró de la Diócesis de San Andrés Tuxtla, Veracruz, el territorio de los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán, Las Choapas, Cosoleacaque, Ixhuatlán del Sureste, Hidalgotitlán, Moloacán, Pajapan y Zaragoza, con los cuales se erigió la nueva Diócesis denominada “Coatzacoalcos” estableciendo como sede de la misma, la ciudad de Coatzacoalcos. Posteriormente, en el mismo territorio, se decretan los nuevos municipios de Nanchital, Agua Dulce y Uxpanapa.
  • MONS. CARLOS TALAVERA

    Mons. Carlos Talavera nació el 10 de noviembre de 1923 en la ciudad de México; fue hijo del señor Antonio Talavera Vences y de la señora Rebeca Ramírez del Valle, siendo el mayor de cuatro hermanos. Ingresó al seminario en noviembre de 1937 y terminó sus estudios teológicos en el año de 1948. Fue ordenado sacerdote el 18 de diciembre de 1948 para la arquidiócesis de México. El 25 de marzo de 1980 recibió la ordenación episcopal como obispo auxiliar de la arquidiócesis de México.
  • La nueva Diócesis de Coatzacoalcos nace

    La nueva Diócesis de Coatzacoalcos nace con 9 parroquias: San José, Santos Apóstoles Pedro y Pablo, Santiago Apóstol, Nuestra Señora del Carmen, Cristo Rey, San Pedro Apóstol, La Asunción de María, Sagrado Corazón (las Choapas) y Nuestra Señora del Carmen (Agua Dulce). Con el pasar de los años y de acuerdo a las necesidades de la feligresía surgieron 16 nuevas Parroquias y una Rectoría de acuerdo a las necesidades que se fueron presentando: 1. San Nicolás de Bari (Nanchital, Ver). 2. Sagrado Corazón de Jesús (Coatzacoalcos). 3. San Isidro Labrador (Villa Allende). 4. El Señor de la Salud (Limonta, Mpio. de Minatitlán). 5. Santuario de Santa María de Guadalupe, (Coatzacoalcos). 6. San Miguel Arcángel (Hidalgotitlán). 7. Divina Providencia (Minatitlán). 8. Preciosa Sangre de Cristo (Cosoleacaque). 9. San Marcos, Evangelista (Uxpanapa, el 3 de Mayo de 1988). 10. Nuestra Señora del Sagrado Corazón (Cuichapa). 11. San Isidro Labrador (Zaragoza, Ver). 12. La Inmaculada Concepción (Colonia J. Aldana del Mpio. De Cosoleacaque). 13. Santa María, Reina del Rosario (Coatzacoalcos). 14. San Felipe de Jesús (Coatzacoalcos). 15. La Natividad de María (Cerro de Nanchital del Mpio. De Las Choapas). 16. San Juan Diego (Ixhuatlán del Sureste). 17. Y la Iglesia Rectoral del Perpetuo Socorro en (Coatzacoalcos).
  • Seminario Menor (Santa María Madre de la Iglesia)

    Hasta el momento como sacerdotes formadores del Seminario Menor han estado los presbíteros: Manuel Álvarez Zavala, Uriel Yépez González, Mons. Víctor Philips Velazquez, Bernardino Alegría Hernández, Candelario Ovando Hernández, Jorge Cruz Alor, José Gpe. Pérez Trujillo y Sergio Mateos Torres.
  • Seminario Mayor (María Inmaculada)

    La formación de los futuros sacerdotes en el Seminario Mayor se realizó en los seminarios de Xalapa, Villahermosa, y el Conciliar de México. Fue una gran preocupación de Mons. Carlos Talavera la formación de los futuros formadores del seminario por lo que se consiguieron becas en el Collegio Urbaniano (de Propaganda Fide), de la ciudad de Roma. Para hacerse cargo del Seminario Mayor se pidió ayuda a la Congregación de Jesús y María (Eudistas); con esta congregación se hizo un contrato de 10 años, que se prolongaría por dos años más (De 1989-2001)
  • I PLAN DIOCESANO DE PASTORAL

    En los años 1991 y 1992 se elaboró el I Plan Diocesano de Pastoral participativo, asesorados por Mons. Jorge Jiménez Carvajal (Colombiano). Se preparó con un censo parroquial para conocer la realidad diocesana; posteriormente se realizaron algunas jornadas de trabajo en la ciudad de Catemaco, utilizando una metodología muy participativa de sacerdotes, religiosas, religiosos, seminaristas y laicos. (Cerca de 200 participantes). Este Plan Diocesano quedó escrito en un folleto, pero no pudieron ponerse en práctica los programas a nivel diocesano y parroquial. Sin embargo, los objetivos y las prioridades sirvieron como Líneas de Acción para algunas parroquias y movimientos durante varios años.
  • LA CURIA DIOCESANA

    Se fueron creando las instancias diocesanas que ayudarían en el gobierno pastoral de la Diócesis. A finales de noviembre de 1984 se constituyó la Curia Diocesana dando el nombramiento como a sacerdotes responsables de las Comisiones necesarias en ese entonces. Para albergar las oficinas de la Curia Diocesana, se utilizó la planta baja del edificio antiguo y el terreno donde se ubica actualmente. En abril del 2005 se elaboró un proyecto con tres módulos. El 11 de diciembre del 2008 se bendijo e inauguró felizmente la primera etapa.
  • LA IGLESIA CATEDRAL

    La Bula fundacional elevó a la dignidad de Iglesia Catedral a la parroquia San José. Por la poca funcionalidad y el tamaño del templo, se pensó en la conveniencia de hacer un nuevo edificio que respondiera a las necesidades de la Diócesis. Mons. Carlos Talavera empezó a gestionar el terreno y las estrategias para conseguir los medios económicos para la construcción de la nueva Catedral; sin embargo este proyecto se tuvo que detener para impulsar otros que se consideraron prioritarios en las necesidades de la Diócesis.
  • MONS. RUTILO MUÑOZ ZAMORA

    Una de las primeras actividades pastorales de Mons. Rutilo fue acercarse a su nueva Diócesis, realizando una visita a las parroquias para conocer a sus sacerdotes, descubrir sus valores, constatar y sentir sus necesidades. Esto acrecentó el amor por su nueva labor pastoral y lo impulsó a buscar las estrategias más adecuadas para servir mejor a la Iglesia que se le había encomendado. Otra de las primeras actividades del nuevo obispo fue formar la Vicaría de Pastoral para promover y animar todo lo concerniente a la elaboración del II Plan Diocesano de Pastoral. Se decidió por una planificación participativa, a través de la cual se buscó la presencia activa de los laicos y la labor de los sacerdotes, religiosos, religiosas y seminario, presididos siempre por el Señor Obispo. El objetivo general del II Plan Diocesano de Pastoral fue: IMPULSAR, CON LA FUERZA DEL ESPÍRITU SANTO, UNA PASTORAL DE CONJUNTO, EN COMUNIÓN Y PARTICIPACIÓN, PARA LOGRAR UNA NUEVA EVANGELIZACIÓN QUE RESPONDA A LOS DESAFÍOS ACTUALES DE NUESTRA SOCIEDAD. Para hacer efectivo este objetivo se decidió eclesialmente trabajar en tres prioridades: la Pastoral Profética, la Pastoral Familiar y la Pastoral Social. Se promulgó el día 19 de marzo del 2007 y entró en vigor a partir del 1ro. de mayo del mismo año. Su publicación ha sido para nuestra Diócesis un “acontecimiento pastoral” relevante que sintetiza el fruto Final de un proceso de discernimiento comunitario. Expresa una “mística pastoral”, se ha ido aprendiendo a trabajar unidos y organizados; es un “documento pastoral” que ayuda a ubicarnos en el compromiso pastoral dentro de la Diócesis.
  • PROYECTO ASID

    El primero de noviembre del 2005 se inició el Proyecto ASID (Ayuda Solidaria para la Iglesia Diocesana), con la participación activa de las Parroquias, Movimientos, Asociaciones Laicales, y Comunidades Religiosas. Este proyecto tiene como objetivo: “Concientizar a los fieles católicos de nuestra Diócesis, a través de la Nueva Evangelización, para que asumiendo su responsabilidad ayuden generosamente a las necesidades de la Iglesia y cumpla así con su misión”. La finalidad del proyecto es impulsar la pastoral de comunión, fortaleciendo la Nueva Evangelización y promoviendo la corresponsabilidad entre todos los hermanos católicos.

 

Visto 2280 veces