Historia de la Dócesis de Coatzacoalcos

Excelentísimos Mons. Rutilo Muños Zamora y Mons. Dr. Carlos Talavera Ramírez (+).

  • Tiempo prehispánico

    Esta historia comienza desde el tiempo prehispánico, en el cual se escuchaba la batalla de las olas, su balbucear entre el alboroto y la alegría. El cielo se hacia una pregunta al ver tan hermoso lugar ¿en dónde estoy? le preguntó al mar, a su vez le preguntó a las arenas de la playa. Éstas vieron a un niño, le preguntaron ¿qué lugar es éste? dime por favor. El niño le contestó asombrado -¿no sabes qué lugar es éste?- Cuentan los ancianos que éste fue el último lugar que vio a Quetzalcóatl (serpiente emplumada); gracias al sacrificio fue posible la existencia del hombre y de la mujer en estas tierras, a su vez éste nos dejo sus leyes, costumbres y los ritos, en todos los aspectos de nuestra vida. Quetzal-cóatl, a bordo una balsa de piel de serpiente, navegó por el río hasta perderse en el horizonte; este lugar es un tributo a él. Coatzacoalcos, dijo el niño levantando el dedo con mucho orgullo, proviene de nuestra lengua náhuatl: cóatl (serpiente), tzacualli (donde se guarda o esconde algo), la terminación “co” se refiere al lugar, por eso se dice que es el escondite de la serpiente, que por cierto, los españoles lo pronunciaron maldiciendo “guacacualco”. Además de ver otras culturas que se conocen, en este istmo, siendo la parte más angosta entre el pacífico y el golfo de México. Entonces el niño vio a su hermanita y salió corriendo, dejándome mudo y contemplando la longitud de este río Coatzacoalcos.
  • Del mundo prehispánico, hasta la colonia y llegando al siglo XXI

    Un día, caminando por la vereda a un costado del rio, me encontré con un joven que llevaba un cesto lleno de pescados, le pregunte: ¿todo este pescado lo agarraste del río? ¡Qué variedad de pescado! El joven me respondió “por eso llegaron los españoles hasta aquí”. Buscando comida y, sobre todo oro, por ordenes de Hernán Cortés a principios de 1519. Por esta zona hay muchas afluencias de ríos como el Uxpanapa, el Tonalá, Coatzacoalcos, lagunas y arroyos. Aquí llegó Diego de Ordaz explorando nuestro río por instrucción del mismo Cortés, el capitán Sandoval, junto con otros capitanes, conquistaron esta ciudad y fundaron la Villa del Espíritu Santo el domingo 8 de junio de 1552 (ya que en esta fecha se celebraba la festividad de Pentecostés, o de la Pascua del Espíritu Santo), río arriba, sobre el margen derecho cerca de Barragatitlán, o Paso Nuevo, del actual municipio de Ixhuatlán del Sureste. ¿Por qué conquistar este lugar?- preguntó el joven consternado-, ¿qué de provecho pudo habérsele sacado? Con mucho asombro dijo: “no eres de por aquí ¿verdad? Coatzacoalcos es el centro olmeca de cuatro regiones de la sierra de san Andrés, cuya principal localidad es Tres Zapotes, la de los llanos de Sotavento, con la localidad principal en la laguna de los cerros, la del istmo de Tehuantepec, con la de san Lorenzo, y la de los llanos de tabasco con la de la venta”. En 1520 don Hernán Cortés señala la importancia del río Coatzacoalcos. En una carta que éste le mando al rey Carlos V, señaló a Coatzacoalcos como el mejor lugar para realizar actividades de comercio y marítimas. Aunque quisiera contarle otras cosas, pero después tengo que llegar a aliñar el pescado antes que empiece el calor. No te preocupes, le dije, ve a tus quehaceres. Entonces me quedaba pensando en la memoria del joven y dije: “ojalá tuviera la memoria de este joven ¡aún no recuerdo quién soy ni de dónde vengo!” Me hace muy bien caminar por la vereda. Veo a un señor enseñando a unos niños, caminé y caminé pero no llegaba hasta donde se encontraban ellos, por fin llegué y vi que los niños estaban tomando sus cosas. Señalé a una mujer que iba con paso firme y una postura muy devota. Se dirigía al templo, contesta el joven, ella es mi mujer, siempre tan piadosa, se entrega a la oración. Desde el tiempo en que estuvieron los españoles aquí en este bello puerto, se cimentó muy bien la fe en estas tierras.
  • Cómo se fundó la Diócesis de Coatzacoalcos

    Add Content Here

De aquí, después de esta pequeña introducción, comenzamos con la historia de cómo se fundó la Diócesis de Coatzacoalcos: 

Todo comienza con una cédula real de 1534, erigió el obispado de Coatzacoalcos dándole como sede la Villa del Espíritu Santo y nombrando como su primer obispo a Fr. Francisco Jiménez, que nunca se llevó a cabo. Por esto quedó unida al obispado de Antequera (lo que actualmente es Oaxaca). Después del 23 de junio de 1893, se fundó la diócesis de Tehuantepec, restaurándose los servicios eclesiásticos.
En 1919 se le agregó a esta circunscripción la región de los Tuxtlas, y por mandato del Papa Benedicto XV, se trasladó la Sede Episcopal a san Andrés, por su mejor posición geográfica, tenía mejor acceso y con mejor clima que Tehuantepec. Pues por estos acontecimientos, el 23 de mayo de 1959, el Papa Juan XXIII creó la Diócesis de san Andrés y puso al frente, como primer Obispo, a Mons. Jesús Villarreal y Fierro. El tercer obispo fue Mons. Guillermo Ranzahuer González, en una reunión eclesial en Acayucan, posterior a su visita pastoral de la zona industrial del sureste el 29 marzo de 1982. Se ve la necesidad de la atención pastoral en dicha zona, para esto se pensaba ya en una diócesis con sede episcopal en Coatzacoalcos. Esto originó una serie de trámites y papeleos, hacer peticiones formales a la Santa Sede para la creación de una nueva diócesis. Pero después de tanto papeleo, la respuesta para la fundación de la diócesis llegó durante los preparativos del 25 aniversario de la diócesis de san Andrés, el 17 de marzo de 1984, el Excmo. Señor Delegado Apostólico Jerónimo Prigione, anunció que el Papa Juan Pablo II se había dignado a aceptar la solicitud de formar una nueva diócesis en Coatzacoalcos, nombrando como padre y pastor al Excmo. Mons. Carlos Talavera Ramírez.
El 14 de marzo de 1984 se desmembró de la diócesis de san Andrés Tuxtla los territorios de los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán, Las Choapas, Cosoleacaque, Ixhuatlán del Sureste, Hidalgotitlán, Moloacán, Pajapan y Zaragoza, con los cuales se formó la nueva diócesis, estableciendo como sede la ciudad de Coatzacoalcos, pero después se decretaron los nuevos municipios de Agua dulce, Nanchital, Uxpanapa. El 14 marzo de 1984, Don Carlos Talavera Ramírez, es designado Primer Obispo de la Diócesis de Coatzacoalcos, tomando posesión el 1° de mayo del mismo año, siendo esa fecha el día del trabajo y de san José Obrero, y por sugerencia de Mons. Guillermo Ranzahuer, se tomó a San José como patrono de la diócesis. El día 1° de mayo, llegando en un automóvil, Mons. Carlos Talavera y Mons. Guillermo Ranzahuer se dirigieron al campo de béisbol “Miguel Hidalgo”, donde se había congregado toda la multitud de católicos, que los recibieron con una ovación y bendecían a Dios por tan gran acontecimiento. A las 17:00 horas, inició la Eucaristía donde Mons. Carlos Talavera tomó posesión de la diócesis ante la presencia de algunos obispos, de muchos sacerdotes y de fieles en general.

Desde entonces, la diócesis comenzó a caminar con Don Carlos Talavera. Inició con la formación de seminaristas. En el seminario menor, en Agua Dulce, en medio de improvisaciones, pero de una manera muy sencilla, él inició el curso el 2 setiembre 1984 con alumnos de secundaria y preparatoria, y cuando fuera necesario, la primaria. Todos estos alumnos acudían al colegio La Salle, y en el seminario recibían clases de filosofía y latín, además de la formación religiosa. Luego continuó con el seminario mayor. La formación de los sacerdotes en el seminario mayor se realizó antes de fundar el Seminario Mayor de la diócesis, en los seminarios de Xalapa, Villahermosa, y el Conciliar de México. La mayor preocupación de Don Carlos Talavera era la formación de los futuros formadores del seminario, así que se trató de conseguir becas para la Universidad Pontificia de México y otros como el Colegio Urbaniano, en Roma. Por lo tanto, se optó por pedir ayuda a las congregaciones Jesús y María, eudistas, para hacerse cargo del seminario. El seminario mayor estuvo en el Chapo, municipio de Nanchital.

En 1985, Mons. Carlos vio la necesidad de dar respuesta a los avances tecnológicos, entonces fue cuando fundó el IVES (Instituto Villa del Espíritu Santo), que entró en operación en 1986 bajo lineamientos de la SEP. En cuanto comunicación, se creó “La Voz diocesana”, la cual, es el órgano informativo y formativo de la diócesis para los fieles.
Durante los años 1991 Y 1992, se creó el primer Plan Diocesano de Pastoral, de pastoral participativa asesorado por Mons. Jorge Jiménez Carvajal (de nacionalidad colombiana). Las principales tareas fueron: unificar la catequesis en la diócesis para poder dar un rostro nuevo. Se retomaron las normas pastorales de don Carlos. Durante el año 2001, hizo la recopilación de las normas en un folleto, las cuales se habían dado durante su pastoreo, pero también se presentó la estructura diocesana. En la última semana de agosto de 1984, los presbíteros de esta diócesis tuvieron sus ejercicios espirituales en Jitotol, Chiapas. También formando el consejo presbiteral y el colegio de consultores.
Visto 1000 veces
Etiquetado como:
Más en esta categoría: Diócesis de Coatzacoalcos »